Páginas vistas en total

domingo, 9 de julio de 2017

Los literatos nacen por esporas (Patente de Eskorzo)


Hacía ya bastante tiempo que no me sentaba aquí a hablar con vosotros sobre mis tonterías, (no solo de Literatura Today vive el blog), es más a la inmensa mayoría le importe un pimiento mis reflexiones en voz altas, sin embargo lo voy a contar de igual manera.
Como dije hace ya algún tiempo, no recuerdo si en facebook o en twitter, últimamente hay más escritores que personas. Los literatos deben crecer por esporas pues en cada rincón que miras te encuentras uno. Basta con echar una mirada por las redes sociales para darse cuenta de esto: decenas de gente recomendando una y otra vez su última novela.  Una obra donde a pesar de haber puesto todo el esfuerzo del mundo no obtienen el rédito que creen merecer. Los motivos a esta falta de acogida pueden ser muchos, desde falta de calidad de la obra, malas correcciones, la gente cada día lee menos, etc. aunque más allá de todo eso yo lo resumiría en una: exceso de ofertas. 
La posibilidad que hoy día da internet de autopublicación, ha provocado que centenares de aspirante a literatos ante la negativa de las editoriales convencionales de publicar su obra se haya lanzado a la aventura de captar lectores, me incluyo yo mismo subiendo obras como SERIOpata que tan siquiera ha llegado a las 200 descargas (no aún así me siento orgulloso de que varias personas me leyesen). Seamos claros, si ya resulta complicado para las editoriales convencionales lograr ventas con todo una serie de profesionales detrás, dedicados a la corrección, maquetación, y marketing, ni que decir tiene que es muy difícil llamar la atención. Habrá quien aluda al éxito de unos pocos para ello, pero siendo realistas, son los menos. 
La reflexión que hago de todo esto no es otra que para lograr lectores necesitas ser sumamente original, no con tu obra, (aunque es muy importante), si no en la forma de anunciarte. En un mar lleno de peces es necesario ser un pez de un color diferente para que te quieran pescar. Y no olvides que los spams diciendo lo buena que es tu novela nunca lograron nada, tan solo que te tomen por un pesad@.
Seguimos en la yesca.