Páginas vistas en total

viernes, 20 de julio de 2012

Entrevista a Consuelo García del Cid Guerra

En los tiempos que corren ahora más que nunca es necesario tener a personas valientes lo más cerca de lo que posible. No es fácil encontrar a personas que hablen con tanta claridad como Consuelo García del Cid, pues con determinación se ha encargado mediante el libro "Las Desterradas Hijas de Eva" (ya reseñado en este blog http://elvendedordehumos.blogspot.com.es/2012/07/las-desterradas-hijas-de-eva.html ) de denunciar las injusticias cometidas no hace tantos años con muchas mujeres en un tiempo aún no muy lejano. Es por ello que me ha alegrado su rapidez a la hora de responder a la entrevista que deseaba hacerle.
Para quien no la conozca Consuelo García del Cid Guerra es una investigadora (Barcelona, 1958) que además es directora del periódico digital www.tenemoslapalabra.com. Autora del libro de relatos “Por lo que hemos sido” Ediciones del Mar, formó parte como poeta en la Antología “Nueva Poesía Castellana” y en la Antología “Peliart”. Premio de poesía Literaducto y finalista del premio de Novela “Elyssée” por su obra “Una enjundia de nada”. En 2008 publica “Al ladrón” en El Taller del Poeta y escribe “No me olvides”, “Te la quitaré aunque esté muerto”, “Las razones del recuerdo”, “Memorias de la Traición”, “Librada Pérez Sánchez.
No me entretendré con más pues quiero que disfrutéis de esta mágnificas respuesta que nos han dado:

-¿Cómo nace el libro las Desterradas Hijas de Eva?



Por pura necesidad. Los hechos fueron atroces, y casi nadie en España los conocía. Creo que sólo alguien implicado en ello -como es el caso- podía meterse en esto sin más, a tumba abierta, con nada detrás y menos por delante. Empecé con el Patronato de Protección a la Mujer, pero un mensaje determinado que recibí, fue definitivo para entrar en Peña Grande. Me lo mandó una persona que siempre ha querido permanecer en la sombra, y juntas empezamos a buscar información. Nos costó muchísimo encontrarla, y más todavía recibir testimonios.

-¿Cuánto tiempo te llevo recopilar toda la información?



Con el Patronato llevaba ya más de tres años. Peña Grande supuso un año entero. El resto de centros fui buscándolos lentamente hasta construír el puzzle. El último con el que di fue el Preventorio de Guadarrama, gracias al testimonio de una víctima de Peña Grande. Confieso que los Preventorios eran completamente desconocidos para mí. No tenía la menor idea de que semejantes lugares para niñas de 5 años hubieran existido.

-¿A nivel personal se debe implicar en estas clases de historias o ser un mero transmisor?



No lo sé. Sólo puedo decir que yo sí me he implicado hasta el tuétano porque es mi forma de trabajar y hacer las cosas. Nunca podría haber actuado como simple transmisora. La verdad es que este libro ha dirigido el último año de mi vida, en él está toda mi energía, me ha vampirizado, he estado más de doce horas al día con ello, he roto el ciclo del sueño y de la alimentación. No es lo correcto y lo sé, pero yo -insisto- soy incapaz de hacerlo de otra forma.

-¿Cúál es la historia que más te impactó?



Las que no se pueden contar en su totalidad porque hay personas muy relevantes implicadas que siguen vivas y me habrían denunciado a la primera de cambio. Y si no las he contado ha sido por falta de pruebas. Me refiero a políticos, figuras del mundo del deporte, algún famoso que todavía lo es ... en esta caja de Pandora hay de todo.

-¿Piensas que hay otros centros en la actualidad donde se produzcan esta clase de trato?



Tan salvaje, no. Ya no. Sin embargo, el centro de madres solteras Santa Isabel, de Vigo, ha tenido denuncias por falta de alimentación a las gestantes y por ser consideradas ciudadanas de segunda. Las monjas se comen los garbanzos del cocido y a las internas les sirven sólo la verdura, exactamente igual que en los años 80, según un testimonio.



-¿Qué resulta más complicado escribir ficción o ensayo?



Ensayo. Y en este caso, muchísimo más. La ficción es ficción. manda el autor. Cuando todo es real, tan sumamente flagrante, es mucho más complicado.

-¿Podrías adelantarnos algo sobre tu próximo proyecto?



Es un libro titulado "No me olvides" en el que cuento mi experiencia personal tras pasar por uno de esos centros. En realidad es una obra anterior a "Las desterradas hijas de Eva".

-¿Ha influido su profesión de escritora e investigadora a la hora de escribir?



Por supuesto, eso es inevitable. No podría haberla escrito, creo, de no dedicarme a ello.

-¿Por último podría dedicar unas palabras de aliento a este blog?



Me encanta vuestro blog. Es osado, descarado y real. Lo sigo desde que lo descubrí y lo creo necesario. Muchas gracias por incluírme en él, de verdad.